Flautas del Mundo

La flauta es un instrumento de marcado carácter simbólico, está vinculada a la idea de soplo divino. Es el sonido del alma o del espíritu del aire, es uno de los instrumentos más antiguos del patrimonio música de la humanidad.

En la flauta nativa americana, hay sin duda algo asombroso en ella, por un lado su sonido cálido y hechicero, por otro ...

La flauta es un instrumento de marcado carácter simbólico, está vinculada a la idea de soplo divino. Es el sonido del alma o del espíritu del aire, es uno de los instrumentos más antiguos del patrimonio música de la humanidad.

En la flauta nativa americana, hay sin duda algo asombroso en ella, por un lado su sonido cálido y hechicero, por otro su facilidad de manejo. A partir de una nota base (su tonalidad) se disponen los orificios sin seguir su escala natural, sino una pentatónica harmónica. De esta forma, practicando un poco la correcta obturación de los orificios, damos en seguida con melodías que se generan a partir de nuestro estado anímico.

Las flautas nativas se hacían con cinco orificios, fue más tarde cuando se añadió el sexto para hacer posible el acceso a escalas diatónicas y cromáticas y, por tanto, hacer más variada sus composiciones. Las que os presentamos son en su mayoría de seis agujeros. Sin embargo, las enviamos con el agujero central tapado para facilitar iniciación con el instrumento, una vez que estemos más diestros en su manejo, será el momento de remover la tira de cuero que lo tapa. La figura que cubre el orificio por donde sale el aire es el TOTEM o Amuleto Sagrado del instrumento, generalmente es algún tipo de ave que representa el viaje espiritual de quien tañe la flauta.

El Bansuri es un instrumento ligado desde tiempo inmemorable a la mitología hindú. El Dios del amor Krishna porta este atributo en muchos de los iconos indios más antiguos.

Se trata de una flauta travesera hecha de Bambú con seis agujeros para digitación, uno para soplar y, ocasionalmente, otro a 90º del resto en la parte inferior. La nota base, se logra tapando los 3 orificios superiores, determinará la longitud de la pieza. Los sonidos más graves los encontramos en las flautas largas (hasta de 80 cm) y los agudos en las pequeñas.

Su elaboración es totalmente artesanal. Es importante que la caña haya tenido un proceso de secado natural de dos a tres años. El artesano cuidará el tamaño de los orificios, su perfecta colocación, acabado y lijado del bambú, así como la proporcionalidad y vistosidad de la pieza.

El duduk es un instrumento de viento madera (albaricoque) tradicional de doble lengueta. En su cuerpo se encuentran 10 orificios 8 por la cara posterior y dos en la anterior, ademas de su lengueta doble. Pertenece a la familia de los oboes tradicionales y es uno de los instrumentos de doble lengueta mas antiguos del mundo, alrededor de 3000 años.

El khan (organo de boca) es un instrumento muy popular en Laos, norte de Tailandia y Birmania. Es la forma más evolucionada de los órganos de boca basados en dos filas paralelas de tubos. Hecho de forma totalmente artesanal, conlleva una minuciosa tarea. Consta de 14 ó 16 tubos de bambú de diferente medida y donde se hallan las lengüetas cuneiformes y estilo libre. El aire pasa por una red que se entrelaza en la cámara donde se sopla. En cada tubo de bambú hay un pequeño orificio que se digita creando variaciones polifónicas muy estimulantes. Se sopla y aspira, sin que el sonido deje nunca lugar al silencio. A pesar de su tamaño, estos órganos de boca resultan ligeros y cómodos de tocar. 

La flauta travesera china de bambú, consta de ocho orificios: uno de ellos para soplar, seis para digitar y otro adicional. Este último constituye la particularidad del instrumento pues se tapa con una fina membrana de pulpa de bambú. Está fabricada en dos piezas de bambú para dar más consistencia al instrumento. 

El ney turco es una flauta recta de bambú o de caña. Su característica principal es que la embocadura no posee ni corte biselado, ni canal, ni lengüeta: el tubo está abierto por ambos extremos y la embocadura es hueca, en forma de cono truncado. En la actualidad esta se hace generalmente de baquelita para facilitar su ya de por sí complicada técnica. Suele constar de 7 agujeros, uno de los cuales es posterior. Los buenos neys se definen porque la distancia entre sus agujero es equidistante y que el agujero posterior esté situado en el centro del tubo.

Más

Flautas del Mundo No hay productos en esta categoría