Navajo

El tambor Navajo está elaborado para conseguir sonidos profundos y amplificados gracias a la fortaleza de su construcción. Con varias capas de madera laminada se consigue dar mayor consistencia a la moldura. Este además sujeta la piel fuertemente gracias a un aro de metal que sirve también para tensar las cuerdas. En el centro de estas se coge cómodamente el tambor. El resultado, como decíamos, es un sonido profundo y a la vez expansivo, pudiendo subir su volumen cuanto queramos sin que el tambor sufra peligro alguno de rotura.